.

...Y por mis venas, poesía.

sábado, 16 de septiembre de 2017

EL ROBLE DEL JARDÍN


La noche pasada la tormenta había sido imponente y no había parado de nevar hasta bien entrada la madrugada, ahora un gélido y cortante viento azotaba las ramas del viejo roble que ocupaba gran parte de nuestro pequeño jardín.
El viejo y frondoso roble que había plantado mi abuelo un siglo atrás y en el que podría decirse que estaba escrita la historia de mi vida, ya que muchos de los momentos más importantes de ella, habían ocurrido al amparo de sus ramas.
          Sobre su copa, mi hermano y yo, solíamos jugar de pequeños, sintiéndonos Robinson y Viernes o Tarzán y Jane, incluso habíamos construido una endeble y destartalada cabaña entre sus ramas, que crujía alarmantemente cada vez que subíamos y bajábamos de ella.

           Seguí creciendo a su sombra y durante mi adolescencia su vieja corteza se fue tatuando con sangrantes corazones atravesados por una flecha, eso si, siempre con distintas iniciales, dependiendo de como se llamase el "noviete" de turno. Años más tarde sirvió de decorado para la foto oficial de mi boda y que aún hoy, preside la chimenea del salón.

               Bajo su manto protector  solía colocar la cuna-moisés de mi bebé, al resguardo de los rayos del sol en las cálidas tardes de primavera, mientras que yo me dedicaba a enredar entre las margaritas y azaleas del jardín. También bajo el viejo roble descansaba, hacía dos años ya, mi querido amigo Pucky, el bonachón San Bernardo que me había acompañado fielmente durante dieciséis años, sin otro objetivo en su vida que el de adorarme, con ese amor leal y totalmente desinteresado que solo un perro es capaz de dar.

             Y a su sombra protectora continúo sentándome hoy día en las tardes soleadas para dar un merecido descanso a mi pobre osamenta mientras que mi mirada se pierde en la distancia y mis recuerdos, como hoy, vuelan libres.


             Siempre he pensado que algún día, cuando me llegue la hora de partir, me gustaría descansar al abrigo de sus ramas para poder enredarme entre sus raíces y fundirnos en uno solo, Pucky, el roble y yo.

              De pronto un intenso resplandor seguido de un trueno, rompieron el hilo de mis pensamientos. Había estado tan absorta divagando por mis recuerdos, que no había notado que la tormenta había vuelto con más furia todavía que el día anterior. Solo tuve el tiempo justo para mirar por la cristalera del salón y ver como el rayo partía en dos a mi viejo y querido roble.Y mientras lo veía caer herido de muerte, sentía como al mismo tiempo dentro de mi, algo se moría con él.

Julia L. Pomposo

sábado, 9 de septiembre de 2017

COLORES


Azul es el color de tus pupilas
Azul como ese océano infinito
Azul como el espacio que me envuelve
              Azul como en el valle son los lirios                     

Castaño es el color de tus cabellos
Castaño como en otoño, el enramado
Castaño como el del roble en la montaña
Castaño como un potrillo desbocado

Rojo es el color que hay en tu boca
Rojo como los frutos del cerezo
Rojo como la sangre de tus venas
Rojo como el ardor que imprime un beso

Dorado es el color que hay en tu piel
Que con un suave rosa se recrea
Y con marrón y negro se aparea
Siendo amarillo el broche que la cierra

La piel multicolor de los humanos
Arco iris de razas variopintas
De colores que emplea en su paleta
El gran Creador y artífice de vida.

Julia L. Pomposo

domingo, 3 de septiembre de 2017

Búscame entre las estrellas


Cuando me marche de aquí,
búscame entre las estrellas
no quiero subir más alto
quiero quedarme entre ellas

Pues desde allí podré ver
lo que ocurre aquí en la tierra
podré contemplarte amor
aunque tu ya no me veas.

Cuando de aquí me haya ido
suéñame cuando te duermas
y podré volver contigo
siempre que tu así lo quieras.

En sueños yo te hablaré
de mi estancia en las estrellas
y juntos evocaremos
moches de pasiones llenas.

Y luego cuando despiertes
me marcharé de tu sueño
llevándome tu sonrisa,
la fragancia de tu piel,
el tacto de unas caricias
y un beso con gusto a miel.

Y sobre todo recuerda
cuando me vaya de aquí.
si quieres que vuelva a ti
búscame etre las estrellas.

Julia L. Pomposo

jueves, 24 de agosto de 2017

LA PARTIDA


Sentada en la escalera de la vida,
subiendo poco a poco los peldaños
mientras que sigues jugando esta partida
pasan los días, los meses y los años.

Lamentando la suerte de tu estela,
el mundo gira al azar y por antojo,
tú apuestas negro y par a la ruleta,
y oyes la voz que grita,_ impar y rojo

Planeas paso a paso las jugadas,
lanzas tus dados cargados de esperanza
lo juegas todo y no recibes nada,
apuestas fuerte pero la vida manda.

Somos todos jugadores sin quererlo
de esta partida complicada y larga
y aunque te empeñes en dirigir el juego
tu destino dirá la última palabra.

De la baraja que me dieron al nacer
me van quedando ya poquitas cartas,
por eso apuesto todo a mi presente
que ya se ocupa Dios de mi mañana.

Julia L. Pomposo


miércoles, 16 de agosto de 2017

LA NOCHE


Muere el día en el ocaso
y el sol se va a descansar.
Un nuevo mundo comienza,
un mundo de oscuridad,
donde magia y fantasía
se mezclan con realidad.

Yo que soy ave nocturna
admiro la inmensidad
de la noche taciturna
ya tachonada de estrellas
y en mis sueños, con mis alas
levanto el vuelo hacia ellas.

Voy descubriendo en la luna
todas sus caras más bellas
¡Qué no me digan los hombres
que tan solo es roca y piedras!
para mi siempre será
la novia de los poetas.

El mar se viste de negro
con su traje de etiqueta,
susurran los cementerios
revolotean los murciélagos
al abandonar sus cuevas
dando a la noche misterio.

La noche guarda el embrujo
de los ritos en la hoguera,
con aromas de aquelarres,
rumores de historias viejas
que se contaba a los niños
para que a dormir se fueran.

Pero la noche transcurre
plácidamente serena,
esperando que amanezca,
para marcharse discreta
y dejar que los mortales
sigan tejiendo leyendas.

Julia L. Pomposo

lunes, 7 de agosto de 2017

DESPIÉRTAME MAÑANA

Despiértame mañana
antes que el sol incendie el horizonte
Despiértame mañana
antes que el gallo anuncie el nuevo día                
antes que se disuelvan con la aurora
los restos de los sueños que aun respiran.

Despiértame mañana
antes que pueda la alondra alzar el vuelo
antes que rasgue el velo de la noche, el día
Despiértame mañana
antes que salga el sol de su escondite
e inunde con su luz maravillosa
el cotidiano escenario de la vida.

Despiértame mañana
mientras aun perdure el sabor de los besos ,
mientras el recuerdo del amor aun viva.
Despiértame mañana
y al despertarme, acógeme con fuerza entre tus brazos.
Para sentir dos corazones latir juntos,
dos almas que al unísono respiran.

Despiértame mañana
para poder sentir que  aun sigo viva.

Julia L. Pomposo

lunes, 31 de julio de 2017

EL INQUILINO SILENCIOSO


Perdida la mirada de ojos turbios
contemplando, sin verlo, el horizonte 
sentado a la sombra del castaño
está el abuelo como cada tarde
                                       
Lo observo desde lejos y en silencio
                  ¿En qué estará pensando, me pregunto?                        
me siento junto a él sin hacer ruido,
me mira sonriendo y taciturno.

Le doy la medicina con cuidado
que toma dócilmente y sin chistar,
tampoco hoy vino nadie a visitarle
es otro día vivido en soledad.

¿Qué secretos habrá en su larga vida?
¿Qué sueños tuvo un día para soñar?
¿Sabrá que en realidad  vivió una historia?
¿Será consciente del sitio en donde está?

Ya se ha escondido el sol tras la montaña
es el momento para regresar
lo tomo de la mano y se levanta
camina junto a mi sin preguntar

A veces al amparo del ocaso,
he visto alguna lágrima brillar,
corriendo  por los surcos y las arrugas
que ocho décadas marcaron en su faz.

Pronto hará un año que vive con nosotros
nadie jamás le vino a visitar
mañana volverá bajo el castaño
perdida la mirada y sin hablar.

Julia L Pomposo


sábado, 22 de julio de 2017

SALUDANDO AL PERSONAL

22/7/2017

Después de casi diez años con mi blog "Las Cosas de Julia", hoy lo he tenido que eliminar con todo el dolor de mi corazón, pero me estaba dando muchísimos problemas. He abierto este con una nueva dirección de correo para empezar de cero, aunque algunos ya me conocéis en esta dirección por mi blog "En Mi Bosque Mágico"
Espero y confío en veros a todos por aquí, no quisiera perder vuestro contacto, yo por mi parte, intentaré volver a empezar con mis poemas y cuentos y que sea lo que el dios de la informática quiera.

¡Adiós querido amigo!