.

...Y por mis venas, poesía.

jueves, 24 de agosto de 2017

LA PARTIDA


Sentada en la escalera de la vida,
subiendo poco a poco los peldaños
mientras que sigues jugando esta partida
pasan los días, los meses y los años.

Lamentando la suerte de tu estela,
el mundo gira al azar y por antojo,
tú apuestas negro y par a la ruleta,
y oyes la voz que grita,_ impar y rojo

Planeas paso a paso las jugadas,
lanzas tus dados cargados de esperanza
lo juegas todo y no recibes nada,
apuestas fuerte pero la vida manda.

Somos todos jugadores sin quererlo
de esta partida complicada y larga
y aunque te empeñes en dirigir el juego
tu destino dirá la última palabra.

De la baraja que me dieron al nacer
me van quedando ya poquitas cartas,
por eso apuesto todo a mi presente
que ya se ocupa Dios de mi mañana.

Julia L. Pomposo


miércoles, 16 de agosto de 2017

LA NOCHE


Muere el día en el ocaso
y el sol se va a descansar.
Un nuevo mundo comienza,
un mundo de oscuridad,
donde magia y fantasía
se mezclan con realidad.

Yo que soy ave nocturna
admiro la inmensidad
de la noche taciturna
ya tachonada de estrellas
y en mis sueños, con mis alas
levanto el vuelo hacia ellas.

Voy descubriendo en la luna
todas sus caras más bellas
¡Qué no me digan los hombres
que tan solo es roca y piedras!
para mi siempre será
la novia de los poetas.

El mar se viste de negro
con su traje de etiqueta,
susurran los cementerios
revolotean los murciélagos
al abandonar sus cuevas
dando a la noche misterio.

La noche guarda el embrujo
de los ritos en la hoguera,
con aromas de aquelarres,
rumores de historias viejas
que se contaba a los niños
para que a dormir se fueran.

Pero la noche transcurre
plácidamente serena,
esperando que amanezca,
para marcharse discreta
y dejar que los mortales
sigan tejiendo leyendas.

Julia L. Pomposo

lunes, 7 de agosto de 2017

DESPIÉRTAME MAÑANA

Despiértame mañana
antes que el sol incendie el horizonte
Despiértame mañana
antes que el gallo anuncie el nuevo día                
antes que se disuelvan con la aurora
los restos de los sueños que aun respiran.

Despiértame mañana
antes que pueda la alondra alzar el vuelo
antes que rasgue el velo de la noche, el día
Despiértame mañana
antes que salga el sol de su escondite
e inunde con su luz maravillosa
el cotidiano escenario de la vida.

Despiértame mañana
mientras aun perdure el sabor de los besos ,
mientras el recuerdo del amor aun viva.
Despiértame mañana
y al despertarme, acógeme con fuerza entre tus brazos.
Para sentir dos corazones latir juntos,
dos almas que al unísono respiran.

Despiértame mañana
para poder sentir que  aun sigo viva.

Julia L. Pomposo