BIENVENIDOS A "EL BAÚL DE MINERVA", quédate si te gusta lo que ves, me harás muy feliz si me dejas un comentario.
gadgets para blogger

AVISO

TODAS LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG, HAN SIDO COGIDAS DE INTERNET

SI ALGUNA NO PUEDE ESTAR AQUÍ, ME LO COMUNICAN Y SERÁ RETIRADA DE INMEDIATO.

GRACIAS

…Y por mis venas, poesía

Para la música del blog para poder oir el audio

martes, 7 de abril de 2020

L'AMOR EL AMOR

L'amor

L’amor és aquesta cosa que empresona el cor,              
que ens impedeix pensar, que ens treu la raó,
i només veiem allò que ell ens deixa contemplar.
L’amor es sofriment i és passió i és caritat
i també despreniment i tendresa i humilitat.
L’amor ho pot tot ell mou a la humanitat,
ell inspira sentiments, ell defensa la veritat
i et neteja de l’orgull, de l’enveja i la maldat.
L’amor és el consol, l’amor és el perdò.

L’amor es tot això i és la mirada de Deu.
És aquest llaç que uneix, anima, cos i cor.
Lluitem perquè no mori, lluitem per l’amor!!
       

Julia L. Pomposo


El Amor

El  amor es esa cosa, que aprisiona el corazón,
que nos impide pensar, que nos quita la razón.
y solo vemos aquello, que él nos deja contemplar.
 El amor es sufrimiento y es pasión y es caridad,
y también desprendimiento y ternura y humildad.
El amor lo puede todo, él mueve a la humanidad,
él inspira sentimientos, él defiende la verdad
y te limpia del orgullo, de la envidia y la maldad.
El amor es el consuelo, el amor es el perdón.

El amor es todo eso y es.....¡la mirada de Dios!
Es ese lazo que une, alma, cuerpo y corazón.
Luchemos porqué no muera.
¡¡Luchemos por el AMOR!!
 
Julia L.Pomposo

viernes, 20 de marzo de 2020

VEINTE DE MARZO


Ya se abren las nuevas rosas
lanzando aromas al viento.
Ya vuelan las mariposas
con sus trajecitos nuevos.

La vida ya se abre paso
entre la tierra y el cielo,
llenando de savia nueva
valles, ríos y desiertos.

Entre las piedras del monte,
en medio de un campo yermo,
o allá, en las cumbres más altas
la vida brota de nuevo.

Ya emite el grillo su canto,
ya florecen los cerezos,
ya luce el sol cada día
más resplandeciente y bello.

De geranios y claveles
se ven los balcones llenos,
como mantones bordados
al paso del Nazareno.

En cada veinte de marzo,
desde que se inventó el tiempo
asoma la primavera
dejando atrás el invierno,

La tierra abre sus brazos
y nos regala sus premios
respirando vida nueva
por los poros de su cuerpo.

Julia L. Pomposo

sábado, 14 de marzo de 2020

CATALUÑA


Hoy quise hacer unos  versos
y con mis torpes palabras,
quise reflejar en ellos
la belleza que me atrapa
al contemplar Cataluña
desde el mar a las montañas.

Catalunya es un vergel
en un oasis de plata
donde la naturaleza
fue generosa y  profana
cubriéndola con un manto
de color verde esperanza


Son tantos bellos lugares
los que mi retina atrapa
que cuando quiero escribirlos
se me acaban las palabras,
hay más belleza que letras
en esta tierra adorada.

Tan solo dejaré aquí
unas breves pinceladas
de esta tierra que me envuelve,
de ésta, mi segunda patria.
Es la Tierra Prometida
que me enamora y me abraza.


Si subes a Montserrat
 y contemplas sus montañas,
te roban el corazón,
te llenan de dulce calma
y por más tiempo que pase
jamás podrás olvidarlas.

Las fuentes del Llobregat
con su festival de aguas
te apabullan y te exaltan,
su exuberante paisaje
es la perfecta armonía
entre flora, fauna y agua.


En el lago de Bañolas
la naturaleza es mágica
cuando hacia el atardecer
el sol se posa en sus aguas
dibujando una acuarela
de luz, de color y magia.

Si lo que buscas es paz
y desgranar las mañanas,
la Fageda d’en Jordà
te ofrece la mejor baza,
sencillez que reconfortan
el espíritu y el alma.


No quiero dejar pasar
la alegría de sus playas
con sus encajes de espuma
y su arena calentada
por ese sol generoso
que vuelve azules sus aguas.

De norte a sur, de este a oeste
con Cataluña te embriagas
disfrutando la hermosura
de una tierra afortunada
que vive su viva historia
surcada por cuatro barras.


A veces al contemplarla
me he llegado a preguntar
viendo su belleza innata
si no sería Catalunya
aquel Jardín del Edén
aquel  que el Creador soñara.

Julia L. Pomposo


 Besalú



Fuentes del Llobregat

viernes, 6 de marzo de 2020

CUANDO SALÍAS DE LA ESCUELA




¿Recuerdas cuando corrías
Tras los muros de la escuela?
Recuerda por no olvidar
Lo que recordar no puedas.

¡Recuerda niña, recuerda!
Aquel año que tus juegos
Aprendieron a volar
Y a las estrellas se fueron.

Y en la orilla de la mar
Con los cabellos al viento
Edificabas castillos
De arena, de sol y sueños.

¡Recuerda, niña, recuerda!                              
Que ya se acerca el invierno
Y otras cosas soñarás
Y jugarás a otros juegos.

Vuelve a recordar pequeña
Antes que te atrape el tiempo
Y entregues tu corazón
Como una flor en un beso.

La vida te irá dejando
Sus huellas por todo el cuerpo
Y aquella niñez dorada
Se perderá en el recuerdo

Por eso niña recuerda                                          
Por si después no pudieras
Lo que te ofreció la vida
Cuando salías de la escuela

¡Recuerda niña, recuerda,

Julia L.Pomposo


jueves, 6 de febrero de 2020

TRES RIMAS




En la inmensa llanura de tus ojos,
como dos negras perlas en tu cara,
se reflejan, un mundo de pasiones,
un manantial de eróticas miradas.
Si es verdad, como dicen los poetas,
que los ojos reflejan corazón y alma,
por eso se ven siempre tan vacíos
los ojos de una estatua.
El frío mármol no tiene corazón,
no siente nada.

================================

Caminando hoy por la calle,
tropecé con tu mirada.
Los dos quedamos parados,
los dos volvimos la cara.
Nos miramos un instante, sonreimos,
después,...….. Nada.
Tú, seguiste tu camino, yo regresé a mi morada.
Pero fué un segundo mágico lo que expresó aquella ráfaga.
Para recordarlo siempre,
lo guardo en estas palabras.
 
 =================================

Contemplando el firmamento
te busqué entre las estrellas

 pero no pude encontrarte.
A donde tú estás no llega
ni siquiera el pensamiento,
ni mis pobres alas vuelan,
tan alto como quisieran.
Te fuiste sin decir nada, sin beso de despedida.
Pero yo sigo esperándote, ¿quién sabe?
¡quizá algún día........!

 Julia L. Pomposo

domingo, 26 de enero de 2020

LAS FALSAS APARIENACIAS


Las cosas no son siempre aquello que parecen,
ni es oro todo aquello que suele relucir.
Caminas por el mundo con la máscara puesta,
a todos sonriendo, fingiendo ser feliz.

El lobo disfrazado de frágil corderillo,
acecha cuando menos lo puedes prevenir
y hasta la hermosa rosa con su sin par belleza,
tiene crueles espinas que te pueden herir.

La sangre derramada en nombre de los dioses,
es la excusa empleada, por matar o morir,
y tras el decorado en el que nos movemos,
la cruda realidad no puedes distinguir.

El mundo es un teatro, la vida una función,
donde hombres y mujeres se aprenden el guion,
más cuando llega el fin y se baja el telón,
las ocultas miserias hacen su aparición.

Ten los ojos abiertos, procura estar alerta
y ver la realidad, oculta tras la puerta.
No te fíes de los brillos ni los falsos profetas
y recuerda que existen las falsas apariencias.

Julia L. Pomposo


martes, 7 de enero de 2020

MI PATRIA VENDIDA



Mi patria vendida al mejor postor.
Se me queja el alma, me invade el dolor.

Lágrimas presiento, de un futuro incierto
y desconsolador.

Mil veces malditas
las ansias de poder
que ciegan la vista y te impiden ver.

Por un sillón vendo
todo lo que tengo
al mejor postor

No importa que ocurra
Yo ya estoy sentado aquí  en mi sillón.

Julia L. Pomposo

lunes, 9 de diciembre de 2019

FELIZ NAVIDAD

Navidad blanca,  Navidad bella
anunciándote viene una hermosa estrella.
No dejes que el brillo de los oropeles 
te nublen la vista y olvides la esencia
de los días que vienen.

En un pueblecito llamado Belén
nació el Rey del Cielo, adorémosle.
Es un lindo infante que predicará
la paz en el mundo, el amor sin más.

Mécele la cuna, cúbrele de luz,
cántale al oído, duérmete Jesús.
Abre el corazón, llénate de paz
alegra tu alma, llegó Navidad.

La tierra se viste de fiesta y de luz
no olvides su nombre, se llama JESÚS.

Julia L. Pomposo

Os deseo a todos una feliz Navidad y que en el 2020 se hagan realidad todos vuestros deseos, que reine la paz en el mundo y se erradique el hambre para siempre.

sábado, 30 de noviembre de 2019

NO VOLVERÁS

No volverás a decirme de nuevo,
lo poco que soy, lo poco que valgo.
No volverás a levantar tu mano
para estrellarla en mi rostro asustado.

No volverás a convertir mis días
en oscuras noches de dolor y lágrimas,
ni volverás a hacer que me sienta
insignificante, aun menos que nada.

No volveré a santiguarme de miedo
antes de abrir la puerta de casa,
ni a sentir el temblor de mis manos
cuando me miras de esa forma extraña.

No volverás a insultarme otra vez,
cuando el alcohol tu lengua desata.
Tu "hombría" se crece y entonces tu mano.
golpea con furia mi cuerpo encorvado.

Hoy al fin desperté de pronto
de la pesadilla que me está matando.
Dejé de llorar para abrir los ojos
y al fin vislumbré mi futuro amargo.

No se a donde voy, ni por donde ando,
tampoco me importa eso, demasiado,
solo se que jamás, ¡JAMÁS!
volverá a tocarme tu mano.

Julia L. Pomposo

Dedicado a todas esas mujeres que sufren en silencio el maltrato de sus parejas y que no encuentran  el valor suficiente para poner fin a esa situación, en ocasiones el miedo a las represalias te paraliza.
Con mi cariño, para todas ellas.

domingo, 24 de noviembre de 2019

TÚ y YO

¡Qué fácil es quererte,  vida mía!
caminar de tu mano y tú mi guía,
recorrer los caminos necesarios
para formar contigo una familia.

Estos años vividos junto a ti
se me han hecho tan cortos que quisiera
nacer de nuevo,  volver  a conocerte
para emprender de nuevo  esta carrera.

Juntos afrontaremos los problemas
que nos traigan los años venideros
envejecer contigo es  lo que espero,
 en cualquier circunstancia, yo te quiero

Junto a tus cumpleaños yo me uno
esperando que llegue ese momento
en que libres los dos nos encontremos
para vivir tranquilos el futuro.

Recuerda que te quise en el pasado,
que te sigo queriendo en el presente
y que siempre te querré.
Tú eres mi amado.

 Julia L. Pomposo



lunes, 11 de noviembre de 2019

KAJICA Y EL CASCABEL DE PLATA

Hoy les dejo este micro relato de mi autoría para variar un poco.



 Minowá era un pequeño indio sioux que vivía en el territorio lakota (verdadero nombre de los sioux) en  Wyoming. Minowá, que quiere decir “aquel que canta”, debía su nombre a que en el momento de nacer, su llanto fue tan melodioso y prolongado, que más que llorar parecía estar entonando uno de aquellos cantos ancestrales de sus antepasados; ahora tendría apenas ocho años y era un niño sano y feliz que pasaba la mayor parte de su tiempo correteando por las praderas y montes con su tirador y su pequeño carcaj a la espalda a la caza de zarigüeyas, mapaches y algún que otro conejo de monte.
       En una de estas aventuras de caza encontró un día a Kajika, un pequeño bebé de puma que gemía tembloroso junto al cuerpo sin vida de su madre, a los que algunos cazadores sin escrúpulos habían dado muerte mientras intentaba, (seguramente a zarpazos) defender a su cría. Sin preocuparse para nada del cachorro, lo habían abandonado a su suerte, donde probablemente habría muerto de no ser porque Minowá lo encontró. Tomó al pequeño puma en sus brazos y lo llevó hasta el campamento……Y allí se quedó
      Minowá poseía un cascabel de plata que su abuelo le entregó el día que cumplió los cinco años, era un regalo que le hizo una bondadosa señora de una caravana de Samis que pasaron camino de Dakota y a la que su abuelo curó de una picadura de serpiente. Minowá siempre lo llevaba colgado del cuello con un bonito cordón que le había tejido su madre. Todo el mundo en el campamento de multicolores tipys, conocía el sonido del cascabel de Minowá, aunque parezca increíble, también  Kajika, que lo seguía a todas parte y corría a su encuentro cuando oía su repiqueteo a lo lejos.

     Pero todo en la vida tiene un final y el de la relación entre nuestro protagonista y el cachorro de puma también lo tuvo. Minowá había crecido; ya tenía diez años y nuestro puma, al que su amigo había bautizado con el nombre de Kajika, que quiere decir “aquel que camina sin hacer ruido”,( por su manera silenciosa de acercarse sin que él lo advirtiese), también había crecido y se había vuelto demasiado grande para permanecer en el campamento. Pero Minowá quería mucho a su amigo y se negaba a separarse de él. Su padre le explicó que los pumas siempre habían sido unos animales libres y dueños de sus vidas, hábiles cazadores y dignos habitantes de las praderas y que seguir teniendo allí a Kajika era privarle de todas esa cosas a las que él también amaba tanto, como la libertad.
       Al final su padre logró convencerle y una mañana, antes de que su hijo despertase, ató al puma a la grupa de su caballo y se alejó con el todo lo que pudo, tardó dos días en encontrar un lugar idóneo para él, en aquel sitio podría vivir con otros pumas que cazaban en grupo y sería mas fácil integrarse a la manada, allí lo soltó y regresó al campamento.
     Pasaron muchos años, muchos meses y muchas lunas, Minowá creció y formó su propia familia, un día tomó a su esposa y a su pequeña a la que llamaban Sihu, que quiere decir “pequeña flor", y se trasladó hasta los territorios del norte que eran mas fértiles y la caza era abundante.

     Una tarde, durante La Luna del Maiz (septiembre), dejó a su pequeñina durmiendo plácidamente junto a unos arbustos mientras el buscaba hierbas medicinales por las cercanías del campamento. Al volver al lugar encontró a un enorme puma merodeando alrededor del bebé. Minowá quedó petrificado y sin atreverse a realizar ningún movimiento por temor a la reacción de la fiera,  y cuando ya el puma estaba a punto de atacar a la pequeña, él saltó en su defensa y el animal se paró de pronto deteniendo su ataque mientras toda su atención se dirigía hacia Minowá. Un tintineante sonido le trajo a la memoria recuerdos de un cascabel y de su dueño y de tiempos lejanos y felices, en los que no tenía que preocuparse en buscar comida; inmediatamente reconoció a Minowá y acercándose a él, puso sus enormes zarpas sobre el pecho de su amigo mientras le lamía la cara. Minowá lloró emocionado al reconocer a Kajika y juntos, hombre y fiera, permanecieron abrazados mientras se reconocían mutuamente.

                                                            Julia L. Pomposo

domingo, 3 de noviembre de 2019

EL PEREGRINO


Peregrino no te pares y sigue andando el camino
que la jornada es muy larga, tierno el pan y fresco el vino
y cuando se ponga el sol, duerme tu sueño tranquilo
para seguir caminando donde te lleve el destino.

Vas movido por la fe y te guía la esperanza
de hacer realidad tu sueño y postrarte ante los pies            
del Santo Apóstol que aguarda.

Peregrino corre raudo que ya se alborota el alma
al divisar a lo lejos la imagen de una campana.
El Pórtico de la Gloria se ha grabado en tu mirada
y ya ves cerca el momento de purificar tu alma.

El Santo Apóstol te mira y te sonríe con calma
mientras que escucha los ruegos que en silencio le relatas
porque para hablar con Él no hacen falta las palabras.

Ya regresa el peregrino a su aldea y  su morada,
trae repleto el zurrón que va cargando a su espalda
pero aunque lo lleve lleno no pesa nada su carga
pues va cargado de amor y de bienaventuranzas.

Es el premio recibido por tu agotadora marcha,
esos momento vividos con el Santo cara a cara
que guardarás para siempre en un rincón de tu alma.

Julia L. Pomposo

lunes, 28 de octubre de 2019

PINCELADAS DE OTOÑO


Dorada luz se asoma a mi ventana
son los últimos rayos del verano
apenas calentando mi  almohada
de la que me despierto perezosa       
tras el letargo de la noche en calma.

Las calles van cambiando de color
del tono gris caliente y polvoriento
transformándose van en ocre y oro
alfombrando aceras con las hojas
que llueven sin cesar los viejos chopos.

Los árboles ya muestran su calvicie
dejando sin hogar a las palomas,
que se arrullaban de noche confiadas
sintiéndose de pronto desahuciadas
y sin saber donde dormir mañana.

El aire se perfuma del aroma
de crisantemos, rosas, margaritas
que como en procesión al Campo Santo
entre cipreses y ángeles de mármol
en homenaje a la muerte, va la vida.

Se escuchan unos versos trasnochados
de aquel Tenorio que escribió Zorrilla
sin duda alguien que sigue recordando
cuando el aventurero sevillano
se paseaba por España en estos días.

¡Bienvenido seas  otoño, a nuestras vidas!
déjanos tu calor tibio y sereno
prepara nuestra mente y nuestro cuerpo
para gozar del tiempo que nos das
antes que nos atrape el crudo invierno

Julia L.  Pomposo

lunes, 21 de octubre de 2019

LA CASTAÑERA


Es todo un espectáculo mirarla
vestida con  mandil y pañoleta       
armada de su anafre y su paleta
pregona sin cesar la castañera.

Castañas calentitas caballero
llévelas de regalo a su señora,
también unos boniatos recién hechos
que saben, ya verá, a pura gloria

La envuelven el olor de las castañas
y el de la leña que arde poco a poco,
el humo se respira en el ambiente
tiñendo las paredes del quiosco

Frotando está sus manos temblorosas
que apenas el fogón calentar puede
está floja la tarde y no se vende
y su pregón se pierde entre las sombras.

De pronto, mientras llena cucuruchos
se le acerca un rapaz pequeño y flaco
¿Quieres algo pequeño?, le pregunta
si señora, quisiera un boniato.

Más, no tengo dinero para darle
le pago, si usted quiere, con un beso
Ten muchacho, castañas, boniatos
jamás me pagó nadie tan buen precio.

Castañas calentitas caballero
Llévelas de regalo a su señora
….”

Julia L. Pomposo

martes, 15 de octubre de 2019

LAS CUATRO ESTACIONES


Ya se  fue la primavera, dejando paso al verano,
luego le siguió el otoño, con sus colores tan cálidos.
Y es justo en esta estación donde me encuentro flotando,
quizá  en un feliz otoño, pero otoño, al fin y al cabo.

Y el día que el otoño marche, dejando paso al invierno,
mi tiempo se irá extinguiendo, igual que se  extingue el fuego.
Despacio, sin hacer ruido, giran las cuatro estaciones,
en el ciclo de la vida y en la vida de los hombres.
 
Primavera y juventud, siempre caminan unidas
el verano es la estación donde madura la vida.
En  el otoño se cubren de blanca nieve las sienes
y en el invierno comienza la cuenta atrás, que otros vienen.  

¡Qué tenemos que hacer sitio! ¡Qué la primavera vuelve!

Julia L. Pomposo

sábado, 12 de octubre de 2019

ESTÁS A MI LADO


Deja que palidezca el sol avergonzado
deja  que taciturna, huya la luna
que se mueran de envidia en las alturas
porque hoy, estás a mi lado.

Deja que sople el viento con su furia
que se rompa el relámpago en el cielo
que crepiten los leños en el fuego
porque hoy,  estás a mi lado.

Deja que vuelen las aves presurosas
que corran las gacelas por el páramo
que se abran las flores más hermosas
porque hoy,  estás a mi lado.

Deja que vuelva a sentirme adolescente
que se abran el corazón y los sentidos
que se despierte lo que estaba dormido
porque hoy, estás a mi lado.

Hoy, que  tuve la gloria de encontrarte
de revivir olvidadas sensaciones
que volví a enamorarme sin temores
y que tuve la dicha de abrazarte.
Hoy, estoy a tu lado.

Julia L. Pomposo

martes, 1 de octubre de 2019

PALABRAS


               A veces se dicen cosas              
que no significan nada
no son mas que frases hechas,
tan solo meras palabras.

Las palabras son volubles
y el viento las arrebata
por eso decir “te quiero”
a veces no vale nada.

En algún rincón del pecho
junto a un corazón que ama
mora el verdadero amor
“te quiero” son dos palabras.

Demuéstrame con los hechos
lo que con la boca cantas
deja de decir “te quiero”
y no me vuelvas la espalda.

Cuando más te necesito
te das la vuelta y te marchas
y sin más explicaciones
regresas como si nada.

Y esperas que te reciba
sonriente y encantada
con las piernas bien abiertas
y la boca bien cerrada.

Cuando mis fuerzas decaen
y la angustia me atenaza
jamás te encuentro a mi lado
con palabras de esperanza.

Deja de decir “te quiero”
si no sabes de que hablas
eso que llamas amor
para mi no vale nada.

“Te quiero” son dos palabras.

Julia L. Pomposo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ENTRADAS POPULARES